En un establo se registró el nacimiento de Jesús

Los evangelios de Mateo, Marcos, Juan y Lucas convergen en mencionar que el nacimiento de Jesús se dio en un establo ubicado en la población de Belén en Judea, a 120 kilómetros aproximadamente de Nazaret, lugar donde residía la familia recientemente formada por José y María.

El motivo de la visita a Belén, fue para registrarse en el censo convocado por los romanos, a través de un decreto del Emperador César Augusto, donde exigían a todas las personas que habitaban en las regiones del Imperio, a empadronarse en la ciudad de origen del padre de familia.

nacimiento-de-jesus

Como la joven pareja no tenía recursos suficientes y dada la alta demanda y la poca oferta existente en Belén, no tuvieron mayor opción que ubicarse en un establo usada por los pastores de la zona.

Inusual alumbramiento

Al estar en la cueva, María dio a luz al niño, a quien posteriormente llamaría Jesús. Debido al frío de la noche, el recién nacido fue ubicado en un pesebre, siendo testigos un grupo de pastores, un buey y una vaca.

Según narran los textos bíblicos de Lucas y Marcos, los pastores llegaron a conocer al bebé, tras recibir el anuncio de un Ángel, quien les afirmó que había nacido el salvador en la ciudad de David.

En el evangelio de Mateo se comenta la llegada de tres reyes provenientes de Oriente, quienes dieron con el pesebre, tras seguir a una estrella que brillaba en el cielo. Previo a su encuentro en Belén, los conocidos como Reyes Magos, acudieron a Jerusalén, donde preguntaron al rey Herodes por el infante.

Tras la adoración de los Reyes Magos, quienes regalaron a la familia oro, incienso y mirra, José recibe la previsión de viajar a Egipto junto con María y Jesús, debido a que Herodes El Grande buscaba al niño para asesinarlo, por temor a que fuera destronarlo como Rey de los Judíos.

Efectivamente, Herodes instó a sus guardias, matar a todos los niños varones, menores de dos años, que residían en su jurisdicción, hecho que es conocido en la historia actual como el “día de los santos inocentes”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *