Ecogrt embarazo

El desarrollo científico y tecnológico ha puesto a disposición de la salud recursos valiosos que permiten explorar, analizar y obtener diagnósticos seguros y oportunos. Hablamos de  los ultrasonidos, instrumentos muy útiles para la medicina en todas sus especialidades y particularmente en la obstetricia, donde el ecogrt embarazo se ha convertido en referencia básica del control prenatal.

La ecografía  es una  técnica no invasiva que permite visualizar estructuras y órganos del cuerpo humano a través de ondas de ultrasonido emitidas por un transductor. Las ondas se reflejan de regreso al transductor y generan señales eléctricas que son enviadas al escáner de ultrasonido, permitiendo la visualización de tejidos. Para optimizar la calidad de la imagen se utiliza un gel que evita la formación de bolsas de aire entre el transductor y la piel.

ecogrt-embarazo

Ecografía en el embarazo

La ecogrt embarazo se ha convertido en una herramienta muy útil para el control prenatal. Ella permite visualizar desde las primeras semanas el desarrollo y la ubicación del embrión en el útero, así como observar la formación de la placenta.

A medida que avanza el embarazo los controles ecográficos permiten observar el crecimiento y evolución del feto de forma segura. Generalmente el obstetra realiza la valoración con un equipo de  ultrasonido bidimensional.

Cerca de la semana número 12 se indica la realización de la translucencia nucal, que mide la cantidad de líquido amniótico presente el tejido de la parte posterior del cuello del feto, con el fin de descartar anomalías  cromosómicas o posibles  enfermedades cardiacas.

Posteriormente, en la semana número 20 se realiza una segunda ecografía en la que se detalla la morfología del feto, la evolución de los órganos, el movimiento en el saco vitelino y la frecuencia cardíaca. En esta ecografía es posible que los padres puedan escuchar los latidos del corazón y conocer el sexo del bebé.

La ecografía del tercer trimestre se realiza aproximadamente en la semana 34. En esta de valora la posición del feto, su peso y tamaño, el estado de la placenta y el cordón umbilical. Todo esto aporta información sobre cómo será el nacimiento. Esta ecografía podría alertar si existe la necesidad de inducir el parto o planificar una cesárea.

En las Últimas semanas pueden realizarse también una ecografía en 4D, la cual tiene un significado más emocional, pues en ella se podrá observar el rostro del bebé y sus movimientos en tiempo real.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *