Embarazo gemelar

Uno de cada 3 embarazos otorga una sorpresa especial a los padres: tal vez recibas las noticia de que tienes un embarazo gemelar,  es decir en tu vientre se están formado dos bebés. Si bien clínicamente se denomina un embarazo de alto riesgo, atendiendo las indicaciones del especialista es posible llevar una gestación saludable y alumbrar bebés sanos.

embarazo-gemelar

Tipos de embarazo gemelar

Existen dos tipos de embarazos múltiples: el monocigótico y el dicigótico. A continuación una descripción breve de cada tipo:

El embarazo monocigótico ocurre cuando un solo óvulo fecundado se divide en dos partes y por lo tanto se desarrollan dos embriones. En este caso, la carga genética es idéntica, los bebés serán físicamente iguales y del mismo sexo. Hablamos de gemelos.

Dependiendo del momento en que ocurra la división del óvulo,  el embarazo monocigótico puede presentar ciertas características relacionadas con el desarrollo en uno o dos  sacos vitelinos (monoamniótico o biamniótico) y puede compartir o no la placenta (monocorial y bicorial).

En el tercer día los bebés  pueden crecer cada uno  en su propia bolsa y tener su propia placenta (biamniótico y bicorial).

Entre el día tres y ocho de la fecundación, pueden estar cada uno en su bolsa y compartir la misma placenta (biamniótica y monocorial).

Si la división del óvulo ocurre entre los 8 y 13 días después de la fecundación los bebés se desarrollarán en el mismo saco vitelino y compartirán  la misma placenta (monoamniótico y monocorial).

Cuando la división del óvulo ocurre luego de 13 días de fecundación, se habla de embarazo de siameses o gemelos unidos en alguna parte del cuerpo.  El porcentaje de supervivencia en estos casos es muy bajo.

Embarazo dicigótico

El embarazo dicigótico ocurre cuando en la fase de fertilidad del ciclo menstrual se liberan dos óvulos y ambos son fecundados por espermatozoides diferentes. En este caso, cada feto tendrá su propia carga genética y se desarrollará en diferente saco vitelino y placenta. Pueden ser de diferente sexo. En este caso hablamos de mellizos.

La probabilidad de que ocurran embarazos gemelares se asocia a la influencia genética y el comportamiento del sistema reproductivo de la mujer, por ejemplo, algunos estudios indican que aquellas cuyo índice de masa corporal es superior a 30, tienden a liberar dos o más óvulos en un ciclo. Luego de los 35 años, los cambios hormonales  también  pueden hacer que maduren dos óvulos durante el ciclo menstrual.

Finalmente, el incremento de embarazos múltiples en los últimos años se atribuye al resultado de tratamientos de fertilidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *